miércoles, 20 de enero de 2016

Verrugas en niños. ¿Qué pasa cuando están en la cara?

El caso de esta semana no puede ser más sencillo en lo que respecta al diagnóstico: Manoli tenía una verruga en la nariz. Esas proyecciones digitiformes no dejaban lugar a ninguna duda.
No dispongo de datos en población infantil española, salvo el hecho de que en un estudio publicado en el año 2008, el 12% de los niños menores de 16 años que acudían a una consulta de dermatología, lo hacían por este motivo. Claro que muchos niños tienen verrugas y ni siquiera llegan a consultar al dermatólogo (en su mayoría, serán controladas por el pediatra o incluso no acudirán al médico por este motivo, dado que suelen resolverse espontáneamente). En este sentido, sí que he encontrado datos en otros países europeos, en concreto en Holanda, donde se realizaron estudios de prevalencia en colegios y se detectaron verrugas víricas en el 33% de niños entre 4 y 12 años, siendo la localización plantar la más frecuente. Curiosamente, en estos niños no se halló correlación con el hecho de practicar actividades descalzos, utilizar duchas públicas o ir a natación.


Recientemente, investigadores también holandeses han ido un poco más allá y han intentado determinar qué genotipos son los que provocan verrugas en los niños. Se sabía que los genotipos más frecuentemente asociados a verrugas comunes en niños eran los VPH 1, 2, 27 y 57. Pues bien, en este estudio el VPH-1 se detectó frecuentemente en piel normal, pero no en las propias verrugas (en cambio sí se detectaron frecuentemente los tipos 2, 27 y 57, todos ellos considerados de “bajo riesgo”).

En otro estudio reciente, esta vez americano, publicado en Pediatric Dermatology, realizaron seguimiento a pacientes diagnosticados previamente de verrugas en un servicio de dermatología. Pues bien, en un 65% de los casos las verrugas se habían resuelto en menos de 2 años, y en un 80% en 4 años. Curiosamente, esta evolución hacia la involución espontánea en la mayoría de los casos no pudo correlacionarse con el hecho de haber recibido tratamiento en su momento (cualquier tratamiento, desde queratolíticos tópicos, crioterapia, imiquimod, electrocoagulación, curetaje, láser, etc.). La moraleja de todo esto es que quizá debamos replantearnos el hecho de tratar todas las verrugas “porque sí”, sobre todo cuando el tratamiento conlleva unas molestias que pueden ser importantes y contribuir a que los niños asocien las batas blancas con dolor y sufrimiento.

Es decir, no tratar una verruga en un niño es tan válido (o incluso más) que hacerlo. Claro que deberemos tener en cuenta otros factores, como el tamaño, localización, número de lesiones y las propias molestias locales que provocan las lesiones.

En el caso de Manoli, y aunque se contempló la opción de no tratar, finalmente se optó por realizar  tratamiento, porque la verruga estaba demasiado expuesta y le producía molestias. En este tipo de lesiones, no muy grandes, solitarias, pediculadas y sobre todo cuando queremos resultados inmediatos, la extirpación y electrocoagulación con bisturí eléctrico es a priori una buena alternativa, con el único contratiempo de que pinchar anestesia local en la punta de la nariz es muy doloroso, para lo que deberemos contar con la colaboración del paciente. Afortundamente Manoli fue una campeona y apenas protestó (lo único bueno de la anestesia local es que duele solo unos segundos y el efecto es prácticamente inmediato). Se marchó de la consulta con una pequeña costra en la nariz, que suponemos (eso sí), le debió dejar una pequeña cicatriz deprimida, que con el tiempo se iría desdibujando. Recalcar aquí que a priori la electrocoagulación de las verrugas sin las debidas precauciones no es una buena opción, ya que se han demostrado partículas virales viables en el humo que se desprende.  La crioterapia hubiera sido otra excelente alternativa (quizá la mejor), pero en este caso se optó por la primera opción.

Y vosotros, ¿qué haríais? ¿Trataríais o intentaríais convencer a los padres de no hacerlo? Todo es negociable.

Hoy termino con un vídeo de buceo que grabamos a final de año, aquí en la Reserva de El Toro, en Mallorca. Esperemos que pronto la amplíen para poder seguir disfrutando de esos fondos marinos.


4 comentarios:

  1. Creo que es de esos casos en los que lo estético puede ser causa suficiente para tratar, sea en servicio publico o privado de salud, dada la repercusión psicológica y social. Los niños pueden ser muy crueles, y también lo pueden pasar muy mal por pequeñas cosas, en las que un "se te quita sin más en unos años" no es un consuelo.

    ResponderEliminar
  2. Hola. Mi hija de 11 tiene 2 verrugas plantares diagnosticadas por pediatra (hace natación 2 veces por semana). Llevamos un mes con Antiverrugas Isdin y la verdad es que no sé si van a menos o no. Seguimos? Vamos al dermatólogo? Lo dejamos? Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende de lo que le molesten y de los problemas que le den las verrugas.

      Eliminar
  3. Buenos días y gigantes felicitaciones Dra Rosa Taberner por su espectacular Blog! Muchísimas Gracias por enseñarnos más cada día! No encontré la edad de Manoli, pero es una de las claves en cuanto al tratamiento de estas verrugas en niños, ya que a cortas edades se hace más incómodo el uso anestesia local, sobretodo en el rostro. En casos como este mi primera opción es la electrocoagulación con todas las medidas pertinentes. Como comentaron arriba en niños en edad escolar las repercusiones sociales y psicológicas son mayores. Lo unico malo, además del mal rato del pinchazo en la nariz, es la pequeña cicatriz que puede quedar. Un verdadero dolor de cabeza son las verrugas plantares, especialmente cuando son grandes y múltiples, personalmente les realizo crioterapia pero la respuesta es variable, los queratolíticos tópicos no ayudan mucho dada la profundidad, y la cauterización no es buena ayuda en esta ubicación. Saludos desde Bucaramanga, Colombia.

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).