miércoles, 20 de noviembre de 2013

Quiste epidermoide: Un “quiste de grasa” sin grasa

Dado que el caso de esta semana no nos habrá supuesto ningún problema diagnóstico, hoy vamos a centrarnos en el aspecto terminológico, que nunca está de más. Y es que el “quiste epidermoide” tiene varios sinónimos, como “quiste epidérmico”, “quiste queratínico” o “quiste de inclusión epidérmico”. Y aunque, sobre todo nuestros compañeros cirujanos lo denominan “quiste sebáceo”, éste es un término sin demasiado sustrato histológico, por lo que es preferible no utilizarlo. Y no, un quiste epidérmico, lo llamemos como lo llamemos, no tiene grasa, tiene queratina, que no es lo mismo. Si hablamos de lesiones formadas por grasa, entonces tendríamos que hablar de lipomas (que no es el tema que hoy nos ocupa), los cuales para más señas, no se consideran quistes verdaderos, así que nos podemos ir olvidando de lo de “quiste de grasa”.

Definición del DTM de la Real Academia Nacional de Medicina

Los quistes epidermoides se observan sobre todo en hombres y mujeres en edad adulta, y aunque su presencia es extremadamente frecuente en la población general sana, como curiosidad podemos apuntar que diversos trastornos genéticos, como el síndrome de Gorlin y el síndrome de Gardner pueden predisponer a este tipo de lesiones (que en estos casos suelen ser múltiples).

¿Por qué se originan? Básicamente son la consecuencia de unidades pilosebáceas obstruidas, o por la implantación traumática de células epidérmicas en los tejidos más profundos.

El aspecto clínico es muy característico, lo que hace que el diagnóstico sea sencillo en la mayor parte de los casos. Se presentan como nódulos móviles dérmicos o subcutáneos, especialmente en el tronco, cuello o cara. Y si nos fijamos, se suele observar un punto más o menos central taponado, a través del cual se pueden “exprimir” restos de queratina. Aviso: la queratina huele fatal (y eso no implica infección, simplemente huele mal). Estos quistes suelen ser de crecimiento lento y asintomáticos, aunque en ocasiones pueden dar problemas locales.


Y es que la principal complicación de un quiste se origina por la presencia de una reacción aguda de células gigantes por cuerpo extraño cuando estas lesiones se fragmentan en el tejido circundante (a veces por traumatismos o manipulación). Y es que, aunque parezca mentira, nuestro organismo reacciona ante la queratina como una sustancia extraña. Es entonces cuando los pacientes acuden “porque el quiste se les ha infectado”. La lesión habrá aumentado de tamaño, con evidentes signos inflamatorios, e incluso supuración. No siempre es sinónimo de infección, aunque ésta puede ser el siguiente paso, una infección polimicrobiana por aerobios y anaerobios, que puede incluso precisar antibióticos orales.

No suele ser necesaria la confirmación histológica en lesiones típicas, pero en caso de realizar una biopsia comprobaríamos la presencia de un revestimiento paviementoso estratificado con una capa granulosa intacta, y en el interior, restos queratináceos eosinofílicos que pueden estimular una reacción a cuerpo extraño de células gigantes multinucleadas e histiocitos cuando contactan con el tejido circundante.

¿De verdad es tan sencillo? Bueno, casi siempre. Pero en ocasiones habrá que realizar diagnóstico diferencial con el esteatocistoma múltiple, los quistes tricolémicos, e incluso los lipomas. Una vez más, la clínica nos ayudará. Y si no… el patólogo será nuestro gran aliado.

¿Y qué hay del tratamiento? Pues la extirpación quirúrgica, claro, teniendo mucho cuidado de resecar toda la pared del quiste para evitar su recurrencia, cosa que no siempre es tan sencilla, en especial ante lesiones que se han inflamado previamente y que se encuentran adheridas al tejido circundante. Aunque hay que tener en cuenta que no hay ningún motivo médico para extirpar una lesión benigna que no se ha inflamado, así que le podemos ahorrar la cicatriz a nuestros pacientes, o al menos, valorar las posibles complicaciones de la cirugía (que aunque son escasas, aún son menores los riesgos de no tratar un quiste epidermoide no complicado). Y eso sin entrar en debatir si el tratamiento sistemático de estas lesiones se incluye en las carteras de servicios de nuestro sistema público.

En el caso de Isidro, y después de explicarle todo esto, y dado que la lesión empezaba a molestarle, nos decidimos a extirpársela, con anestesia local, y sin mayores complicaciones. En la foto podéis ver el aspecto del quiste una vez extirpado.

Hoy nos vamos de Chicago a la luna. Enjoy!


From Chicago to the Moon from Philip Bloom on Vimeo.

8 comentarios:

  1. Muchas gracias por estos post tan descriptivos!!

    ResponderEliminar
  2. Como residente de Dermatología de 1er año, tus artículos me ayudan mucho para aclarar conceptos no del todo explicados en clases/libros y la verdad se queda uno con los Dx más frecuentes.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por la explicacion. En dos ocasiones, hace 3 años y el verano pasado, un "granito" en la piel sobre la escapula derecha se me habia inflamado, con picor, hinchazon y aumento de la temperatura. Y al retirarle una pequeña postilla en el centro y apretar la piel de alrededor, salia un liquido medio beige, medio transparente (que parece casi un iluminador de los que se usan en maquillaje). Y a las pocas semanad de apretarlo todos los dias n la ducha, ni rastro del bultito. Pero ahora está empezando a picar otra vez y a hincharse lentamente. Creo que pedire cita con un buen dermatologo para que me lo extirpe.

    ResponderEliminar
  4. Con 26años me comenzaron al salir los quistes tengo 39 ahora y mi cara llena de agujeros siempre se me infectan y tengo alergia a muchos medicamentos.solo veo que se tratan con extirpación solo que al mi no se porque se niegan a tocarlos y algunos están inflamados incluso años.

    ResponderEliminar
  5. Hola me extirparon dos quistes epidermoides hace dos meses me dejaron dos no se bien porque el caso q ayer apenas me entregaron resultados dicen q se resecaron pero justo hoy sentía malestar en los q quedaron y por la zona esta inflamada y ellos también tengo 41 años y dos años ya con ellos pero salieron en mi labio derecho mayor en genitales, y el dolor es como el dolor de los primeros días después de la cirugia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá necesites un dermatólogo. Existen tratamientos médicos que podrían estar indicados en tu caso.

      Eliminar
  6. Me salió en el párpado un quiste de los que mi médico oftalmólogo ha llamado "sebáceo" y quien me sometió a cirugía para sacarlo. Después de la operación el doctor me dijo que había que estar atentos a observar alguna evolución o recurrencia. Nuevamente ha vuelto a salir el quiste (que no me pica ni molesta pero que estéticamente se ve feo por ser un grano protuberante) y ahora me indica que la cirugía debe contemplar la extirpación de la cápsula del quiste como solución final.

    ResponderEliminar
  7. hola, le comento, tengo un quiste sebaceo en la cara, pero no se puede drenar porque no hay liquido segun me ha dicho el cirujano,es posible poder tomar algun antibiotico que pueda reabsorverlo??? mi cirujano me comento dalacin 300mg, puede funcionar?? alguna recomendacion??? gracias y saludoss

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).