sábado, 19 de octubre de 2019

El niño con un círculo en el pie

Bueno, no era exactamente un círculo, pero a Germán nos lo trajeron sus padres un poco preocupados porque desde hacía algo más de dos meses le había salido algo un poco extraño en la cara interna del pie izquierdo, por debajo del tobillo, afectando a la región plantar. Llamaba la atención porque iba creciendo poco a poco, manteniendo los bordes activos y rojos, mientras se iba aclarando la zona central, que volvía a su color normal, de manera que los padres explicaban eso, que el niño tenía un “círculo” en el pie. En realidad, si nos fijábamos un poco, Germán tenía otras lesiones similares, más incipientes, en la planta del mismo pie. No descamaban y tampoco se quejaba mucho, aunque la madre nos decía que a veces se quejaba de picor y que en alguna ocasión (pocas) había visto cómo se rascaba.


Germán era un niño sano, con las vacunas al día, de poco más de 2 años de edad, con una hermana mayor de 6, un perro y dos gatos. Además del círculo en el pie, claro. Además de las lesiones descritas, no tenía nada más en otras localizaciones y ningún otro miembro de la familia, humano o animal, tenía nada parecido. Su pediatra nos lo derivó a la consulta, y previamente no había realizado ningún tratamiento, aparte de las cremas hidratantes que le ponían después del baño.

Bueno, pues ya tenéis el caso pediátrico del mes. ¿Qué os parece ese círculo misterioso? ¿Le haríais alguna prueba a Germán? ¿Algún tratamiento? ¿Qué les decimos a los padres? ¿Y qué hacemos con las mascotas? El miércoles volveremos para explicaros el desenlace. Mientras, os dejo con este vídeo que nos transporta a la capital danesa. Poned volumen, que la música os va a gustar.

Days in Copenhagen from GABWORKS on Vimeo.

12 comentarios:

  1. Probable dermatofitosis transmitida por gatos u otros animales tratamirento con derivado azolico o terbinafina en tratamiento topico si no mejora añadir tratamiento oral

    ResponderEliminar
  2. DERMATOFITOSIS EN MOCASIN

    ResponderEliminar
  3. Orientación diagnóstica: Tiña, infección micótica superficial.
    Diagnostico: tomar muestras del borde que es la zona mas activa.
    Los métodos que podemos utilizar para identificar dermatofitosis son:
    - Examen microscópico con (KOH) al 10.20%.
    - Cultivo.
    - Fluorecencia con lámpara con luz de wood.
    Tratamiento:
    midazoles tópicos: 1-2 veces/día, 4-6 semanas.
    Alilaminas : 2 veces/día, 2-4 semanas.

    J.Mª Rossinyol

    ResponderEliminar
  4. He estado esperando los nuevos casos pediátricos! micosis a confirmar, pero podría ser con la lesión periférica, pero todos incluidos los animales sin problema, descamación escasa, granuloma anular es un "capullo" que existe y fastidia. Estoy esperando el miércoles!!

    ResponderEliminar
  5. Cristina García Serra20 de octubre de 2019, 19:59

    Anamnesis:
    Varón, 2 años. Vacunas al día según calendario.
    Sin antecedentes médico-quirúrgicos de interés.
    Según refieren sus padres, el paciente presenta lesión cutánea circular algo pruriginosa de 2 meses de evolución en cara interna del pie izquierdo, por debajo del tobillo, afectando a la región plantar. Explican que la lesión va creciendo poco a poco, manteniendo los bordes activos y rojos, mientras que aclara la zona central. Le han aplicado cremas hidratantes después del baño, como hacen habitualmente, sin mejoría. Niegan ambiente epidémico similar.

    Antecedentes epidemiológicos: Una hermana de 6 años. Dos gatos y un perro. Ningún otro miembro de la familia, humano o animal, con clínica parecida.

    Exploración física:
    Placa de tipo anular con un borde activo, bien definido y sobreelevado de crecimiento excéntrico, eritematoso y con vesículo-pústulas. Centro de color más claro.

    Diagnóstico Diferencial: Dermatomicosis, Granuloma anular, Eritema anular centrífugo, Eccema numular, Psoriasis.

    Diagnóstico más probable: Dermatomicosis --> Tinea corporis --> Herpes circinado.

    Manejo:
    El diagnóstico de las micosis cutáneas es habitualmente clínico-epidemiológico. No obstante, para cerciorarnos y confirmar el diagnóstico en la misma consulta no estaría de más tomar muestra de la lesión, especialmente de los bordes activos de la placa, y objetivar las hifas segmentadas características de las infecciones por dermatofitos mediante examen al microscopio directo con aplicación previa de hidróxido potásico. Además, también podríamos coger una muestra para cultivo microbiológico.

    La tinea corporis se contrae usualmente a partir de animales infectados, particularmente gatos y perros, por lo que estaría recomendado acudir a centro veterinario para la correcta evaluación y tratamiento de las mascotas.

    Tratamiento:
    Puesto que el paciente presenta más de 1 lesión, iniciaría, de entrada, tratamiento combinado. Uno de los tratamientos que se podría proponer sería:
    Tratamiento sistémico (oral): Griseofulvina 10-20mg/Kg/día.
    Tratamiento tópico:
    -Terbinafina en crema al 1% 1-2 aplicaciones al día.
    -Ketoconazol en gel al 2% para el lavado de las lesiones.
    Duración aproximada del tratamiento 4-6 semanas.

    Cristina García Serra

    ResponderEliminar
  6. Granuloma anular. Haría una biopsia para que desaparezca.

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).