miércoles, 24 de diciembre de 2014

Nevus intradérmicos: que no cunda el pánico

Nos encontramos ante una de las lesiones más frecuentes y, afortunadamente, sin mayor trascendencia clínica: los nevus melanocíticos intradérmicos, que se engloban en el grupo de los denominados nevus melanocíticos adquiridos, vulgarmente llamados “lunares”.

Aparecen después del nacimiento (sobre todo a partir de la segunda década de la vida), experimentan un lento aumento de tamaño, se estabilizan y, a partir de la 5ª-6ª década, suelen involucionar. El número y prevalencia de estas lesiones se relaciona con factores raciales, con la edad, con la predisposición genética y con la exposición a radiación ultravioleta.

Pero los nevus adquiridos comunes pueden variar de manera considerable en su aspecto macroscópico, contribuyendo en muchas ocasiones a generar una alarma innecesaria. Aunque suelen tener una superficie y patrón de coloración homogéneas, con una forma redondeada u ovalada, con unos contornos regulares y unos bordes bien definidos, pueden ser papilomatosos, cupuliformes o pediculados. Típicamente los que tienen mayor volumen suelen ser más claros, y los más aplanados, más oscuros (aunque no siempre es así).

Clínica e histológicamente a menudo se clasifican según la localización de las células en nevus de la unión (en la epidermis), intradérmicos (en la dermis) o compuestos (en ambas zonas). Los nevus intradérmicos suelen ser lesiones más sobreelevadas, de color claro (con excepciones), de superficie cupuliforme o papilomatosa y que suelen localizarse en cara, cuero cabelludo o tronco. Habitualmente asintomáticos, pueden ocasionar molestias derivadas del roce (con la ropa, gafas, etc.), y es frecuente que el motivo de consulta sea por razones de índole estética, sobre todo cuando se localizan en la cara. Claro que todo depende de cada caso, y hay quien hace de estas lesiones su “marca personal”. ¿Recordáis a Cindy Crawford?

Uno de los nevus intradérmicos más famosos de la historia del cine

Aunque no es necesario realizar una biopsia en los casos típicos, histológicamente los nevos intradérmicos tienen pocos nidos de la unión (o ninguno), y suelen presentar una zona de Grenz relativamente libre de nevomelanocitos justo debajo de la epidermis.

El tratamiento, por tanto, es innecesario desde el punto de vista médico, aunque puede plantearse si la lesión incomoda al paciente y se puede garantizar un buen resultado estético.

Imagen histológica a pequeño aumento de un nevus intradérmico (Foto: F. Terrasa)

Y como que tampoco hay mucho más que decir y estamos en Nochebuena, acto seguido pasamos a aclarar algunas falsas creencias (o no) que día tras día nos manifiestan nuestros pacientes sobre este tipo de lesiones:
  • Debe ser malo porque yo antes no lo tenía”. Como solemos decir, nadie nace con todos sus nevus, así que por narices tendrán que ir apareciendo con el tiempo.
  • Si se abultan, son malos”. Aunque a los pacientes siempre les llaman más la atención los nevus que más protruyen, nosotros nos solemos fijar más en los que son más aplanados. Los nevus intradérmicos tienden a hacerse más papulares con el tiempo, lo que no es sinónimo de malignidad, ni mucho menos. Pero ojo, que si estamos hablando de un melanoma (no es el caso), el hecho de que se abulte no es nada bueno.
  • Si sale pelo, mal asunto”. Pues no. Que salga pelo, sobre todo en los de la cara, es lo más normal del mundo. Otra cosa es que no mole.
  • Arrancarse el pelo de un lunar es malo”. Bueno, con cariño casi todo está permitido, aunque tampoco se recomienda traumatizarlos demasiado y muchos dermatólogos aconsejan recortar los pelos antes que arrancarlos con pinzas. Lo que no se debe hacer es fotodepilación (con láser o luz pulsada) sobre un lunar de cualquier tipo.
  • Si pican, son malos”. Pues no necesariamente. No es extraño que estas lesiones se puedan irritar en algunas ocasiones.
  • Es mejor quitarlos”. Ni mejor, ni peor. Simplemente, no suele ser necesario.
A Adelaida se lo explicamos, intentamos resolver sus dudas y salió de la consulta con su nevus puesto y tan contenta.

Feliz Navidad a todos!

 
'Christmas in the Countryside' - Adam Buxton (Director's Cut) from Thomas Ormonde on Vimeo.

1 comentario:

  1. El de Eva Mendes tambien es emblematico. Feliz Navidad !

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).