sábado, 23 de mayo de 2015

Unos granos en los labios

José Carlos es un chico de 32 años que no tiene ningún problema de salud. Trabaja en una empresa de transportes, va al gimnasio con regularidad, está casado y tiene un hijo pequeño. Pero le preocupan unas lesiones que define como “granitos” que le han salido sobre todo en el labio superior. Hace ya tiempo que le van saliendo, al menos 10 años, quizás más, y aunque no le pican ni le molestan, considera que son antiestéticas y nos pregunta si hay alguna manera de quitar eso (si puede ser, que no sea caro, ya puestos, que la economía no está para echar cohetes).
Si nos fijamos, podremos apreciar unas pápulas milimétricas de color amarillo o anaranjado, más o menos confluyentes en algunas áreas, que se localizaban en casi todo el labio superior, sin lesiones parecidas en otras localizaciones.


Poco más que añadir a la anamnesis de nuestro paciente de esta semana, aunque si necesitáis algún otro dato, no dudéis en preguntar. ¿Qué le decimos a José Carlos? ¿Creéis que es algo preocupante? ¿Podemos solucionarle el problema? ¿Le hacemos una biopsia o lo tenemos claro? Todo esto y un poco más el miércoles, cómo no (o en este enlace).

Mientras, vamos a viajar a Chicago con este fantástico timelapse.


Chicago Timelapse Project, Windy City Nights II from Max Wilson on Vimeo.

3 comentarios:

  1. Buenas noches a todos. Creo que son granos de Fordyce, condición totalmente benigna en las mucosas, de coloración amarillenta. Son totalmente estéticos. Espero no colarme mucho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches:
    Considero por lo descrito que pueden tratarse como primera posibilidad de gránulos de Fordyce, los cuales son son granos diminutos, indoloros y en relieve de color blanco, amarillo o crema ,de 1 a 3 mm de diámetro, que pueden aparecer tanto en mujeres como varones de cualquier edad (apareciendo con mayor frecuencia luego de la pubertad, concordaría con nuestro paciente quien tiene 32 años y que ya tiene estas lesiones más de 10 años aprox.) , de localización en los genitales (pene, esccroto, vulva) labios, mucosa de la boca Vienen a sér glándulas sebáceas ectópicas, totalmente benignas y no precisan ningún tipo de tratamiento.
    Por otro lado, sería correcto realizar un diagnóstico diferencial con otras patologías como la enfermedad de Heck, o hiperplasia epitelial focal, asociado con virus de papiloma humano, siendo rara su presentación y de mayor prevalencia en población nativa americana, presentándose en niños, por lo que actualmente se estudia su predisposición genética y con afectación principal en labio inferior y mucosas (estos dos últimos – edad y localización- en contra de nuestro paciente). Otro diagnóstico diferencial podría ser infección por herpes simple, aunque no es la presentación típica ( no son vesículas)
    Para poder emitir con certeza que son gránulos de Fordyce tendría que examinarlo en forma directa y consultarle a alguien quien tenga experiencia en reconocerlos y de ser así, no sería necesaria la biopsia, caso contrario , si la realizaría.

    Karina Arias

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes:
    Al igual que los otros compañeros, considero que se debería considerar como primer diagnóstico los grándulos de Fordyce. Éstos corresponden a coristomas sebáceos (tejido normal en localización anormal) que carecen de folículo piloso y se distribuyen por diferentes mucosas. Suelen aparecer de forma bilateral y simétrica y la mucosa que los recubre es de características normales. Son pápulas blanquecino-amarillentas de entre 1-2mm. No precisan tratamiento.
    Predominan en varones y aumentan a raíz de la pubertad, por la influencia hormonal. La localización más frecuente es la mucosa oral de las mejillas y el beremellón de los labios.
    Su diagnóstico normalmente es casual, y no sería preciso una biopsía. En caso de realizarla veríamos una estructura de gándula sebácea sin folículo piloso.
    En caso de encontrarlas en la mucosa oral podríamos hacer diagnóstico diferencial con las manchas de koplick, y otros diagnósticos a tener en cuenta serían lipoblastomatosis, infecciones fúngicas o como añade mi compañera la enfermedad de Heck.

    Raquel Basquero.

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).