miércoles, 3 de octubre de 2012

Queratoacantoma: ¿bueno o malo?

El queratoacantoma es un tumor epitelial cutáneo que se caracteriza por un rápido crecimiento, unas características histológicas similares a las del carcinoma espinocelular y una cierta tendencia a la regresión espontánea. Esto hace que las personas que lo padecen consulten alarmados a sus médicos y a los servicios de urgencias, por lo que no está de más conocerlo un poco mejor.

Sin embargo, sigue debatiéndose si el queratoacantoma es un tumor maligno o no, ya que algunos autores lo consideran un “pseudocáncer”. Lo cierto es que la mayoría lo incluye como una variante de carcinoma espinocelular (o sea, maligno, aunque en general de mejor pronóstico).

A los 7 días de la cirugía

Su incidencia exacta se desconoce. Es más frecuente en personas de piel blanca, de más de 55 años, y su incidencia aumenta con la edad.

Una vez más, el papel de la exposición crónica a la luz ultravioleta (UV) en la etiología de este tumor está bien documentada por su frecuente aparición en áreas fotoexpuestas, así como en pacientes con xeroderma pigmentoso y después de tratamientos prolongados con psoralenos y UVA. También se han implicado carcinógenos químicos (trabajadores de la industria de la brea, aceites minerales, alquitrán) y el tabaco. También existen en algunos casos factores genéticos (en el síndrome de Muir-Torre se pueden presentar queratoacantomas). Los queratoacantomas múltiples en el tipo Ferguson-Smith muestran una distribución familiar (patrón autosómico dominante). Recientemente se ha descrito la aparición de queratoacantomas eruptivos con la utilización de nuevos tratamientos del melanoma avanzado, como el verumafenib.

Clínicamente suelen presentarse como lesiones solitarias en la cara, antebrazos y cara dorsal de las manos (aunque están descritos incluso en mucosas). El ejemplo típico es una lesión solitaria que crece rápidamente en pocas semanas y posteriormente muestra una lenta involución en varios meses. Las lesiones alcanzan rápidamente 1-2 cm (o incluso más), de consistencia firme, con un centro queratósico o crateriforme, que finalmente dejan una cicatriz hipopigmentada.

Se han descrito muchas variantes de queratoacantoma: q. gigante, q. centrífugo marginado, q. múltiple tipo Ferguson-Smith, q. eruptivos generalizados de Grzybowski, q. subungueal (difiere de los otros tipos por su persistencia y su capacidad de producir destrucción del hueso), q. mucosos.

El principal diagnóstico diferencial se establece precisamente con un carcinoma espinocelular. Otros diagnósticos a considerar son leishmania, linfomas, etc.

Siempre que podamos (y que lleguemos a tiempo) realizaremos una biopsia. Pero en el queratoacantoma el diagnóstico histológico descansa sobre la arquitectura del tumor. Es decir, biopsias parciales o punch serán inadecuados para su evaluación por el patólogo y no permitirán diferenciarlo de un carcinoma espinocelular. A veces el diagnóstico histológico es sencillo, pero otras puede ser imposible. Además, las características histopatológicas dependen del estadio evolutivo del tumor.

A las 6 semanas de la intervención

¿Y el pronóstico? Pues aunque casi por definición el queratoacantoma solitario se comporta como un tumor benigno, en una pequeña cantidad de pacientes se han observado metástasis ganglionares y viscerales. El problema es que no existen características definidas que puedan predecir su comportamiento biológico, y es por este motivo por el que, siempre que sea posible, se debería optar por su extirpación quirúrgica completa. Como segunda línea pueden valorarse otros tratamientos, como el curetaje seguido de electrodisecación, imiquimod, terapia fotodinámica o radioterapia. En algunos casos el tratamiento con inyección intralesional de 5-fluorouracilo o metotrexato puede ser una opción eficaz.

En nuestro caso, siempre que nos remiten un queratoacantoma, en especial si es en fase de crecimiento, intentamos programarlo para cirugía lo antes posible (y si la lesión es pequeña y en localizaciones no complicadas, podemos realizar una extirpación tangencial en la consulta). Y lo cierto es que en ocasiones, cuando se cita al paciente para su intervención, nos dice que la lesión se ha curado sola. A Patrick lo operamos unos días más tarde, previo paso a heparina, sin otras complicaciones, y con un buen resultado estético y funcional. Ignoramos lo que habría pasado si hubiésemos esperado a la regresión espontánea.

Hoy os dejo con este curioso vídeo. Atentos al caso del sábado...


Samare from Troshinsky on Vimeo.

10 comentarios:

  1. Que procede cuando esta problematica la presenta un adulto de 97 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues procede lo mismo, dependiendo del estado general del paciente, claro

      Eliminar
  2. A mi me apareció uno al lado izquierdo de la nariz, en la parte superior, el dermatólogo me lo quitó la mes de haber aparecido. Reclame la biopsia y dice que debido a la superficialidad de la muestra no es posible evaluar el componente profundo de la lesión. Será que el riesgo de que reaparezca es inminente??? Quien sabe orientarme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es un queratoacantoma, lo más normal es que no te vuelva a salir. En estos casos se recomienda un seguimiento estrecho por parte de tu dermatólogo

      Eliminar
  3. ami ya me salio por tercera vez que tratamiento y en donde me recomiendan, ya que esta vez es mas cerca del ojo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te salió por tercera vez lo que te recomiendo es quizá replantear el diagnóstico por parte de tu dermatólogo.

      Eliminar
  4. Macroscopicamente, ¿Existen diferencias significativas entre queratoacantoma y carcinoma escamoso queratinizante?

    ResponderEliminar
  5. Me han quitado un queratoacantoma en el labio. Según la biopsia anterior a esto era malo. Después de analizar lo que han quitado me han dicho que es bueno, osea no malo. Alguien me puede explicar que no entiendo...Por supuesto estoy supercontenta!!!

    ResponderEliminar
  6. mi esposo hace tres semanas le empeso comezon en el brazo
    ahora ya tiene una erupcion y me tiene muy preocupada por lo que hmos investigado por aqui parece queratoacantoma.
    nos podrian orientar que tammalo puede ser
    gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es un queratoacantoma
      http://www.dermapixel.com/2012/09/un-bulto-que-crece-muy-rapido.html
      En cualquier caso, el diagnóstico lo deberá hacer un dermatólogo. Saludos

      Eliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).