miércoles, 24 de febrero de 2021

Consejos para librarse de la sarna

La sarna (escabiosis) es la consecuencia de la infestación por un ácaro parásito obligado de la piel humana, el Sarcoptes scabiei var. hominis, el cual completa su ciclo vital en la epidermis humana en 9-15 días. Se calcula que afecta a 200 millones de personas en todo el mundo, y aunque es una enfermedad más frecuente en países de rentas bajas, nadie está a salvo de este bichito, que cada día vemos en nuestras consultas. Podríamos decir que es una epidemia silenciosa, mucho más frecuente de lo que la gente se cree, seguramente porque las personas afectas no lo van pregonando ni lo ponen en su estado de Facebook, y es que a día de hoy la sarna aún tiene ciertas connotaciones de higiene deficitaria y enfermedad bíblica del pasado.

Pues sí, el pobre Enzo tenía sarna. Y no porque sus padres no lo bañaran, sino porque cuando diagnosticaron a su hermana adolescente, a él no le pusieron el tratamiento. Esta es una situación que vemos día a día en las consultas, así que hoy no hablaremos de las manifestaciones clínicas de la escabiosis, ni de su diagnóstico, ni de sus complicaciones. En la entrada de hoy explicaremos las recomendaciones para pacientes respecto al tratamiento y a las medidas higiénicas a realizar cuando nos han diagnosticado la enfermedad. ¿Ya os pica todo? Pues seguid leyendo…

El Sarcoptes, en el examen directo (test de Müller)

La permetrina en crema al 5% es el tratamiento de la sarna más universal y el de primera elección en la mayor parte de situaciones. Se debe aplicar de manera muy concienzuda, desde el cuello hacia abajo, asegurándonos de que no quede ninguna zona sin crema, especialmente entre los dedos de las manos, genitales externos y hasta los dedos de los pies. Nos la pondremos como si fuera una crema hidratante, y normalmente 30 g de crema son suficientes para una aplicación en un adulto. Dado que los bebés pueden tener afectación de la cabeza, si se da esta circunstancia la aplicaremos también en la cabeza, con cuidado de que no entre en los ojos ni en la boca. La crema debe dejarse durante 8-14 horas (por eso es mejor ponerla por la noche) y después la retiraremos con agua y jabón. Este tratamiento debe realizarse exactamente igual al cabo de 7-10 días. O sea, dos aplicaciones nocturnas separadas por una semana. Se considera seguro en embarazadas y en lactantes mayores de 2 meses (y probablemente en más pequeños). Ojo, porque la crema en cuestión es irritante, así que es bastante normal que pique más al poner el tratamiento. Paciencia. El paciente deja de ser contagioso transcurridas las 8 horas después de realizar el primer tratamiento, así que en el caso de los niños, pueden volver al cole al día siguiente de la primera aplicación de la crema.

Si en vez de la permetrina os han recetado tratamiento oral (ivermectina), nos deberemos tomar todas las pastillas juntas (200 mcg/kg) y repetir el tratamiento al cabo de una semana. En realidad, la eficacia es prácticamente la misma, aunque evidentemente es más sencillo realizar el tratamiento oral, el cual está contraindicado en niños que pesen menos de 15 kg, así como en embarazadas y en situación de lactancia materna.

Hasta ahí parece sencillo. Pero lo más complicado del tratamiento de la sarna es conseguir hacer entender que no sólo el paciente debe ser tratado, sino todos sus contactos estrechos. Y es que entre que la persona se contagia y empieza a desarrollar los síntomas suelen pasar entre 2 y 6 semanas (a veces más), así que podemos tener a varios miembros de la familia afectados y eso puede ser el origen de reinfestaciones “inexplicadas”. Así que es importante tratar a todos los convivientes y contactos más estrechos, tengan o no tengan picor. ¿Y cómo los tratamos? Pues habitualmente con la permetrina en crema, sin olvidarnos de repetir la aplicación al cabo de una semana. En ciertas situaciones puede estar indicado el tratamiento con ivermectina oral.

¿Qué hacer con la ropa? Fuente: JAAD


Bueno, ya hemos tratado al paciente y a sus contactos más estrechos. Pero no hemos terminado. Falta lo que, seguramente, es lo más tedioso. El desagradable tema de la ropa y las medidas “higiénicas” en casa. Si tenemos acceso a la red eléctrica (un lujo que damos por hecho en nuestro mundo occidental), lavaremos la ropa (la que pueda lavarse sin estropearse) a temperatura alta (50ºC) -ropa de algodón, toallas, sábanas,…- y la meteremos la ropa más delicada en bolsas de plástico cerradas, dejándolas 4-8 días (dependiendo de las condiciones climáticas) para luego lavarla a temperatura normal (recordad que el ácaro es incapaz de sobrevivir fuera de la piel humana). Un reciente artículo de revisión sobre el tema propone otra vía aún más rápida: meter la ropa en el congelador (-18ºC) durante 5 horas, aunque no sé porqué esto se me hace más raro. Además echaremos insecticida en zonas comunes, como el sofá, el interior del coche, alfombras…

Si seguimos estos pasos de manera correcta nos podremos olvidar del bichito en cuestión y dedicarnos a otros menesteres mucho más interesantes.

Y por cierto, enhorabuena a María por ser la ganadora del sorteo especial 10º Aniversario del blog. Comprobad vuestros comentarios (especialmente si os llamáis María) y contactad conmigo para gestionar el envío del premio.

¿Un café?

Espresso from Christian Lendl on Vimeo.

8 comentarios:

  1. Doncs jo em dic Maria, vaig fer una rotació amb la crack del dermapixel i el blog fa l'aniversari el mateix dia i mes que jo. Està clar qui sen porta el premi,no???? :D

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Hay varias Marías en los comentarios -entre las que me incluyo-, ¿cómo se sabe cuál es la ganadora? ¡Gracias! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Pues si es el comentario que he contestado como ganador, es que es el tuyo. Espero que quien sea se pueda reconocer (como ya dije en la entrada / instrucciones, teníais que poner alguna cosa con la que os pudierais sentir identificados).

      Eliminar
    2. Doncs seguirè participant... 😅

      Eliminar
    3. ¡Yo también! 😅 Muchas gracias por la respuesta y por el blog, que es una inagotable fuente de conocimiento. Y hablando de escabiosis, en Barcelona tenemos la sensación de que se ha disparado el número de casos y de que cuestan más de tratar. No sé si tenéis la misma impresión...

      Eliminar
    4. Por aquí ya llevamos desde antes de la pandemia con muchísimos casos, pensábamos que con el confinamiento la cosa se tranquilizaría, pero no, y de ahí que me animara a escribir esta entrada (da la impresión que muchas veces las medidas "higiénicas" no se han realizado bien).

      Eliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).