sábado, 2 de noviembre de 2019

Escamas y picores

Ousmane era senegalés, pero hacía ya más de 10 años que vivía y trabajaba en nuestro país. A sus 42 años, era la primera vez que iba al dermatólogo, aunque su problema cutáneo comenzó tres años antes, con unas escamas en los codos, rodillas y piernas que con el tiempo le habían empezado a picar. Al principio no había hecho mucho caso, pero unos meses antes decidió consultar a su médico de familia, quien le derivó al dermatólogo para asegurar el diagnóstico. Aparte de cremas hidratantes, no había aplicado ningún otro tratamiento.



Ousmane trabajaba en la construcción y no tenía alergias ni ninguna enfermedad. Casado y con dos hijos, no tenía otras manifestaciones clínicas relevantes. Aparte de las lesiones que podéis ver en las imágenes, tenía también placas similares en ambos codos, de distribución simétrica. Nadie en su familia tenía nada similar, así que Ousmane esperaba intrigado nuestro “veredicto”.

¿Qué hacemos? ¿Empezamos ya tratamiento o mejor hacemos alguna que otra prueba? ¿Pastillas o cremitas? Como siempre, el miércoles desvelaremos el desenlace.

¿Habéis subido alguna vez a un globo aerostático? Yo sólo una vez, en Mallorca, hace ya muchos años. Me encantó. El vídeo es más reciente, de Rafel Sollo.

FAI EUROPEANS HOT AIR BALLOON CHAMPIONSHIP 2019 from Rafel Sollo on Vimeo.

4 comentarios:

  1. Por la localización podría tratarse de una psoriasis pero la piel negra siempre puede dar sopresas.

    ResponderEliminar
  2. Clinicamente parece compatible con psoriasis cutánea. Solicitaría hemograma y función hepática previo inicio de DMARDS, para tener línea de base sobre posibles efectos adversos de los medicamentos.

    ResponderEliminar
  3. OD: Probable Psoriasis en placas.
    placas simétricas, con bordes bien definidos y descamación blanquecina “nacarada” que pueden llegar a formar gruesas costras.Afecta a zonas de extensión de los miembros (codos, rodillas),
    El diagnóstico clínico puede ayudarse del raspado metódico de Brocq, raspando paulatinamente con una cucharilla veremos 3 signos característicos:

    Signo de la vela: al raspar se desprenden muchas escamas.
    Membrana de Duncan-Dulckley: si se sigue raspando se desprende una película transparente de epidermis.
    Rocío hemorrágico de Auspitz: si se continua el raspado, aparece una dermis con sangrado puntiforme (vasos de las papilas dérmicas). Este signo no se presenta en la psoriasis invertida ni en la pustulosa.

    El diagnóstico diferencial debe establecerse con:
    Dermatofitosis.: la escama es más fina y pequeña y tiende a hacer collarete. En los pliegues las micosis curan en el centro y se extienden periféricamente.
    La micosis fungoide tiene distribución irregular y asimétrica, con descamación fina inicial que evoluciona a lesiones tumorales o zonas de atrofia cutánea.
    Liquen plano que se presenta con pápulas violáceas que se localizan en la región más distal de las extremidades. Puede asociarse a lesiones blanquecinas o erosivas en mucosas.

    Tratamiento:
    El tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad. Las formas leves se tratan con corticosteroides y derivados de vitamina D tópicos y las formas moderadas o graves con fototerapia con ultravioleta A o B, inmunosupresores clásicos o fármacos biológicos.

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).