sábado, 17 de noviembre de 2018

Un bulto en la espalda

Érase un niño a un bulto pegado”. Así lo habría definido Francisco de Quevedo. Y es que el bulto de Ricky, nuestro paciente de esta semana, estaba adquiriendo unas dimensiones realmente preocupantes. Ricky es un niño en principio sano, de 9 años, con sus vacunas al día y sin ninguna alergia conocida, con una hermana más pequeña y unos padres angustiados por ese bulto que apareció hace casi un año en su espalda, en la región del hombro izquierdo. Al principio no le hicieron mucho caso, Ricky pasó la varicela sin demasiados problemas (menos mal que estaba vacunado), y la mayor parte de las lesiones se resolvieron, con alguna cicatriz que otra en la cara y en la espalda. Pero una de esas marcas adquirió vida propia y se empezó a abultar por momentos a las pocas semanas. Al cabo de unos meses tenía el aspecto que tiene hoy, cuando viene a la consulta de dermatología. Le habían estado aplicando un aceite de rosa mosqueta, pero ni caso. Y además le picaba y le molestaba, a veces le dolía, y otras, simplemente, por el hecho de ser tan grande, se le notaba a través de la ropa y se lo notaba cuando se apoyaba en esa zona.


A la exploración, el aspecto de la lesión (no tenía ninguna otra parecida en el resto del cuerpo), es el que podéis ver en la foto, un nódulo eritematoso de superficie algo brillante, con telangiectasias, de unos 3 cm, pero lo que llamaba más la atención era la consistencia firme y dura al tacto.

¿Qué podemos hacer? Porque el diagnóstico está claro, ¿no? ¿O mejor le hacemos alguna prueba antes de adentrarnos en el tratamiento? ¿Podemos ayudar a Ricky a eliminar ese bulto? ¿Cómo? ¿Al quirófano, o mejor planteamos otra cosa? El miércoles estaremos por aquí, intentando aclarar este entuerto.

Hoy vamos a ser un poco más cosmopolitas, nos vamos a Boston (bueno, yo no, habrá que conformarse con ver el vídeo).

I Love You Boston from Bodhi Films on Vimeo.

6 comentarios:

  1. Por el aspecto de la lesión, es compatible con un carcinoma basocelular, una tumoración que va creciendo progresivamente, perlada, con telangiectasias. Es una lesión maligna, por lo que debería biopsiarse para confirmar el diagnóstico con posterior exéresis con márgenes libres.

    ResponderEliminar
  2. NEUROFIBROMA VS NEURILEMOMA VS ESPIROADENOMA VS..

    ResponderEliminar
  3. Fibroepirelioma de pinkus

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).