miércoles, 20 de agosto de 2014

Glositis migratoria benigna: cuando la lengua es un mapa

Y es que a esta entidad tan frecuente (con una prevalencia aproximada del 1,8% en adultos) como desconocida se la conoce también bajo el nombre de lengua geográfica, y es uno de esos motivos de consulta a los que damos relativamente poca importancia pero que al paciente puede llegar a preocuparle bastante.

La lengua geográfica es un trastorno benigno de etiología desconocida que afecta al epitelio de la lengua. La pérdida local de las papilas filiformes conduce a la aparición de unas lesiones de apariencia ulcerativa como unas manchas más rojizas en la mucosa lingual dorsal que adoptan una morfología peculiar, con unos bordes policíclicos. Estas lesiones pueden ir cambiando de forma, patrón, distribución y tamaño en poco tiempo, con exacerbaciones y remisiones frecuentes. Aunque estos brotes suelen ser asintomáticos en la mayor parte de los casos, tampoco es extraño que algunos pacientes se quejen de un cierto disconfort, sensación de quemazón o de cuerpo extraño.

Pero quizá lo más relevante en este caso es que, aunque el diagnóstico es sencillo si se conoce (como siempre), en algunas ocasiones se puede confundir  con otras patologías, como candidiasis, psoriasis, lengua fisurada, enfermedad de Reiter, liquen plano, leucoplasia, lupus eritematoso, herpes simple o reacción medicamentosa. Muy pocas veces tendremos que recurrir a la realización de una biopsia para confirmar el diagnóstico, y si lo hiciéramos, los hallazgos histológicos de las zonas afectas se corresponderían al de una psoriasis pustulosa.

Lengua geográfica (imagen correspondiente al artículo de Ishibashi

Mismo paciente después de tratamiento con tacrolimus 0,1%

Y es aquí donde surge la controversia, ya que según muchos investigadores, la glositis migratoria benigna no es otra cosa que la manifestación de una psoriasis en la mucosa oral. Lo cierto es que los pacientes con diagnóstico de psoriasis presentan más frecuentemente una lengua geográfica (hasta un 17% según algunos estudios).

El principal problema que nos podemos encontrar es respecto al tratamiento, y es que no existe un tratamiento específico para este problema. Afortunadamente, la mayor parte de los pacientes no lo requieren al tratarse de una patología que suele cursar de manera asintomática. Y cuando da problemas el tratamiento es sintomático (y normalmente sin resultados espectaculares), con antihistamínicos tópicos (en enjuagues), anestésicos tópicos (en casos más desesperados), corticoides tópicos o incluso tacrolimus tópico al 0,1%. Alicia se quedó tranquila después de nuestra explicación, total, apenas le molestaba y no le apetecía demasiado la idea de empezar a ponerse tratamientos tópicos en la lengua.

Hoy nos vamos a bucear al llamado "Lago Verde" (Der Grüne See), en Austria. ¿Flores bajo el agua? Es increíble.


Der Grüne See - During the Seasons from globaldivemedia.com on Vimeo.

3 comentarios:

  1. ¿Tiene alguna relación con la xerostomía?

    ResponderEliminar
  2. Interesante. tengo 2 casos publicados en mi blog.
    http://clinicadentalasistencial.blogspot.com/2013/01/lengua-geografica.html

    ResponderEliminar
  3. Por favor necesito saber si el ungüento de tacrolimus de 0,03 % puedo usarlo en la lengua y como debo aplicarlo, dosis o en q presentación compro para utilizarlo. Sufro de lengua geográfica hace más de 8 meses y me duele mucho... Gracias

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).