sábado, 24 de abril de 2021

Un nódulo en el ombligo que sangra cada mes

Enriqueta tiene 45 años y acude a nuestra consulta por una lesión en el ombligo. Comenta que le apareció hace 4 meses y que su tamaño fluctúa: crece a lo largo del mes “hasta que se deshace y sangra” durante varios días, coincidiendo con su menstruación. Pasados estos días de sangrado vuelve a crecer, repitiéndose así el ciclo. La historia médica de Enriqueta no nos reveló muchos datos de interés, a excepción de hipermenorrea y dismenorrea que controlaba con antiinflamatorios ocasionales. Negaba molestias abdominales frecuentes, sensación de saciedad precoz, alteraciones del ritmo intestinal, pérdida de peso o historia de síndrome constitucional. Ahondando en su historia ginecológica nos contó que sus reglas eran regulares y que había sido madre en dos ocasiones, habiéndose desarrollado ambas gestaciones a término sin complicaciones y con sendos partos eutócicos. Hasta la fecha no había realizado tratamiento alguno para su lesión umbilical porque “no le dolía ni le picaba” y únicamente consultaba porque la lesión “le manchaba la ropa”, planteándonos si existía la posibilidad de extirparla.


A nuestra exploración presentaba un nódulo umbilical redondeado de unos 2 cm de diámetro, coloración parduzca, consistencia dura, bien delimitado, no sangrante y no adherido a planos profundos. No presentaba otras lesiones similares en el resto de la piel. Al examen dermatoscópico pudimos observar una lesión de bordes netos que evidenciaba un retículo blanco o en negativo en la región central sobre un fondo violáceo homogéneo. Con una sospecha diagnóstica basada esencialmente en la historia clínica decidimos realizar una biopsia-punch de la lesión.

Imagen dermatoscópica de la lesión

¿Qué se os ocurre? ¿Seríais capaces de diagnosticar la lesión por la que consulta Enriqueta solo con la clínica? ¿Habríais indicado alguna otra prueba complementaria? El miércoles próximo os sacaremos de dudas (o en este enlace).

Esta semana quiero agradecer a Jorge Juan Vega Castillo, residente de 4º año (casi, casi adjunto)  de dermatología en el Hospital Clínico Universitario San Cecilio de Granada por traernos este caso tan interesante, como podréis comprobar el próximo miércoles. El vídeo de hoy sólo podía ser de la Alhambra, claro.

Alhambra, tierra Nazarí 4K from Javier Bayod on Vimeo.

10 comentarios:

  1. Endometriosis umbilical. Tuve una paciente de 44 años con ese mismo cuadro. La derivé a ginecología y le dijeron que los ginecólogos no tenían que mirar el ombligo 🤦🏻‍♀️

    ResponderEliminar
  2. Sister Mary Joseph nodule of the umbilicus

    ResponderEliminar
  3. La endometriosis cutánea es una presentación inhabitual de la endometriosis. Cuando aparece en forma de nódulo umbilical recibe el nombre clásico de nódulo de Villar. Su clínica típica consiste en una lesión nodular sobre cicatriz quirúrgica, de tamaño fluctuante, y sangrante en consonancia con el ciclo menstrual.
    El diagnóstico de confirmación requiere de estudio histopatológico y el tratamiento de elección es quirúrgico, con un pronóstico excelente.

    ResponderEliminar
  4. Endometrisos cutanea umbilical.La endometriosis de pared abdominal es rara, y puede ser primaria o secundaria(mas frecuente) a la cirugía (sobre todo ginecológica u obstétrica); siendo la presentacion umbilical,la forma primaria más frecuente.

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).