miércoles, 26 de septiembre de 2012

Acné queloideo de la nuca: un problema complicado

El acné queloideo de la nuca es una entidad que se caracteriza por pápulas y pústulas foliculares que con tendencia a la formación de cicatrices hipertróficas, y que típicamente se desarrollan en la zona occipital de pacientes jóvenes de piel negra. Es más una foliculitis que un verdadero acné, y la histología de las lesiones no es siempre de queloide, con lo que el nombre es un poco confuso, aunque es el que le dio Bazin en 1872 y es el que más se usa en la literatura.

Las lesiones se manifiestan inicialmente como pápulas y pústulas foliculares, algo pruriginosas en la zona del cuello y cuero cabelludo occipital. Con el tiempo se desarrollan lesiones cicatriciales hipertróficas, y en casos más severos pueden ser dolorosas y realmente desfigurantes. En casos avanzados se pueden llegar a observar trayectos fistulosos con abscesos y supuración persistente. A diferencia al acné “de verdad”, los comedones no se observan en este trastorno.

Imagen de acné queloideo de la nuca de otro paciente
La etiología de esta entidad es desconocida. Se cree que la "irritación" crónica del cabello grueso y rizado conduciría a la inflamación y desarrollo de estas lesiones. Esta hipótesis se basa en que el afeitado frecuente y el rozamiento continuado a través de la ropa empeoran esta patología. Por otra parte, el enclavamiento del pelo en la piel, la sobreinfección bacteriana y, en ocasiones, factores autoinmunes y algunas medicaciones (ciclosporina, difenilhidantoína, carmabazepina) se han implicado en la patogenia en estos pacientes.

La incidencia no está demasiado bien establecida, pero se calcula que representa entre un 1 y un 10% de los motivos de consulta en pacientes de piel negra, con un ratio de 10 a 1 de hombres respecto a mujeres. Aunque es una patología típica de la piel negra, también se ha descrito en hispanos y en asiáticos. Suele presentarse a la edad de 14-25 años.

Aunque es un trastorno de diagnóstico sencillo si se conoce la entidad, en ocasiones podemos plantearnos el diagnóstico diferencial con otros procesos, como acné vulgar, acné conglobata, foliculitis decalvante, hidradenitis supurativa y perifoliculitis capitis abscedens et suffodiens. Además hay que tener en cuenta que estas lesiones se pueden sobreinfectar por dermatofitos, hecho que dificultaría el diagnóstico.

¿Hay que realizar alguna prueba complementaria? En general no es necesario, pero en ocasiones, si la supuración es significativa, podemos tomar un cultivo bacteriológico y tratar en consecuencia si detectamos la presencia de gérmenes patógenos. La biopsia sólo estará indicada en cuadros atípicos, y la histología va a variar en función del estadio evolutivo. Inicialmente podemos observar un infiltrado inflamatorio compuesto por neutrófilos y linfocitos de distribución perifolicular. Posteriormente las glándulas sebáceas serían destruidas, con liberación de fragmentos del pelo a la dermis y la consiguiente inflamación granulomatosa y fibrosis. La alopecia cicatricial puede verse en estadios tardíos, con numerosas células plasmáticas.

El tratamiento del acné queloideo de la nuca es difícil y decepcionante, sin que exista en realidad un tratamiento de primera línea. Sí se considera que hay que recomendar a los pacientes que no se rasuren el cabello demasiado corto y que eviten cualquier cosa que les pueda rozar en esa zona. Se deberá evitar también el uso de cremas y pomadas grasas.
La utilización de jabones a base de peróxido de benzoilo, clorhexidina o queratolíticos suaves puede ayudar.
Las lesiones iniciales pueden responder al uso de corticoides de potencia elevada, con o sin retinoides asociados.
Cuando hay abundante supuración, el tratamiento con clindamicina tópica puede mejorar el proceso. Si realizamos tratamiento con antibióticos orales, mejor siempre en función del antibiograma (con cultivo previo).
Asimismo se ha utilizado con éxito variable, tratamiento con isotretinoína oral.
En casos de lesiones hipertróficas de mayor tamaño, se puede considerar la infiltración intralesional con acetónido de triamcinolona, con el consiguiente riesgo de hipopigmentación y atrofia cutánea perilesional.
Finalmente, en casos más rebeldes, se han propuesto multitud de tratamientos físicos, que van desde la crioterapia, electrocirugía o diferentes tipos de láser ablativo, con resultados variables, aunque hay que tener en cuenta la elevada tendencia a la recurrencia de estas lesiones.

¿Y qué pasó con Charles? Pues que probamos varias opciones de tratamiento, desde clindamicina tópica, pasando por corticoides tópicos, doxiciclina oral y finalmente, isotretinoína oral, pero aunque toleró bien los diferentes tratamientos, apenas notó ninguna mejoría, así que no lo seguimos intentando (a no ser que empeore).

Para relajarnos un poquito después de este rollo, hoy os invito a ver este vídeo grabado en los Pirineos (en el Valle de Tena, Huesca). No sé, pero a mí me han entrado muchas ganas de ir.


Pyrenees, the mountains of light from Wildglimpses on Vimeo.

9 comentarios:

  1. Ya sé que lo tuyo es el buceo, pero el Pirineo aragonés es una de las joyas que quedan en este país

    ResponderEliminar
  2. hola soy afrocolombiano de 21 años y presento este mismo problema igual mi padre pero el tuvo la oportunidad de utilizar un producto ecuatoria llamado fungirex solucion ps que es un fongicida y le desaparecieron estos "granos" por desgracia no he podido utilizarlo pero espero utilizarlo pronto ara ver si me sirve porque los medicos no han podido con eso. saludos desde colombia estudio medicina.

    ResponderEliminar
  3. resban que tal yo tanbien tengo el mismo problema tu cree que esa crema pueda ser la solucion para esto o si el moderado r de la pagina pudiera hayudarme

    ResponderEliminar
  4. bueno yo tengo el mismo problema pero es raro como surgió porque antes no tenia y cuando mi padre le corto el pelo a un nenito que tenia dichos grano atrás de la nuca a las semana me corto el pelo a mi y aparecieron los granitos es mas cuando me salieron no le di bola luego empezaron a salir con mas frecuencia hasta que me lastime uno y ese me quedo como un exceso de grana lo cual me preocupa tendré que ira ver al dermatólogo a ver que me dice

    ResponderEliminar
  5. BUENO SALUDOS A TODOS TAMBIEN TENGO ESTE PROBLEMA ME DA A CADA CIERTO TIEMPO ANTES USABAS PREPARADOS EN CREMA COMO ACIDO FUSIDICO 2% Y HIDROCORT Y ME SIRVIO UN POCO PERO A LOS MESES VOLVIO A SALIR Y PROBE CON CLINDAMICINA...Y AHORA QUE NUEVAMENTE VOLVIO A SALIR CONSULTE A UN NUEVO DREMATOLOGO Y ME RECOMENDO UN SHAMPOO PARA REDUCIR Y MATAR LOS MICROBIOS POR DENTRO Y FUERA DE LA PIEL ...MANDO A PREPARARME UN SHAMPOO EN EL CUAL TENGO QUE LAVARME LA CABEZA TODOS LOS DIAS DEJARLO AHI POR ESPACIO DE 15 MIN PARA BAJAR LA INFLAMACION Y REDUCIR LA PICAZON QUE DA Y UNA PASTILLA LLAMADA ABIOCEF........

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. brother que champoo es , por favotr mandame info a mi facebook si no fuera mucha la molestia saludos y buenas vibras .... https://www.facebook.com/jorge.markgerardo

      Eliminar
    2. hola amigo yo tenia lo mismo es bastante incomodo tenia la cabeza ful de eso hongos dure tres años buscando la cura hasta que por fin lo logre ahora vendo la cura en dos semanas desaparesen

      Eliminar
  6. Que buen artículo. Sin duda de mucha ayuda.

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).