sábado, 18 de mayo de 2013

Una uña que duele

Fede tiene 16 años, ningún antecedente relevante, y una uña que le duele. Todo empezó hace casi dos meses, después de cortarse las uñas de los pies. Comenzó a notar molestias en la cara externa de la primera uña del pie izquierdo. Fede juega a fútbol habitualmente y al principio tampoco le hizo mucho caso, creía que se le pasaría, pero las molestias fueron en aumento y poco a poco esa zona del dedo se fue inflamando. Intentó cortarse la uña aún más, pero casi fue peor. Entonces lo llevaron al médico y le dieron antibiótico (amoxicilina-clavulánico). Al principio mejoró un poco, pero poco después de terminar los 7 días de tratamiento empezó a supurar de nuevo. Le dolía un poco más, y tuvo que dejar de ir a entrenar.


Además de antibiótico oral, al principio le habían dicho que se pusiera povidona yodada, luego pasaron al ácido fusídico, pero esto parecía haber adquirido vida propia, e iba en aumento. De modo que finalmente llegó a nuestra consulta, con esa lesión que podéis ver en la foto.

Bueno, pues el diagnóstico de hoy es sencillo, ¿no? El tratamiento, puede que sea otro cantar. ¿Qué hacemos con Fede? ¿Le pedimos un cultivo o lo metemos en el quirófano? ¿Cuándo podrá volver a entrenar? ¿Alguna otra recomendación acerca de cómo cortarse las uñas en estos casos? Pensaréis que es un problema banal, pero no para quien lo padece. El miércoles intentaremos darle una solución a nuestro paciente, y si no haced clic aquí.

Ya estamos inmersos en plena primavera, caminito ya del verano, así que os dejo con este vídeo rodado íntegramente en la península ibérica, lleno de vida y con poema de Lope de Vega incluido. Vale la pena disfrutarlo a pantalla completa.


Primavera el regreso de la vida from 1080 Lineas produccines on Vimeo.

10 comentarios:

  1. Esta semana como experimento habilité los comentarios desde Google+, pero después de 2 días me he dado cuenta de que haciéndolo de esta manera hay más inconvenientes que ventajas (entre otras cosas no me permite la moderación de comentarios, y obliga a quienes comentan a tener sí o sí un perfil de Google+ para poder comentar), de manera que de momento he dado marcha atrás y he vuelto al antiguo sistema. Pero, pequeño detalle, al hacerlo no se han conservado los 2 comentarios que había publicados, así que sólo he podido recuperar el de Inés que transcribiré a continuación. Pido disculpas a quien le haya podido borrar el comentario por este motivo.

    ResponderEliminar
  2. COMENTARIO DE INÉS BAJO: Pues hoy voy a comentar, ¿no sorteas nada esta vez? jejeje
    Veamos, parece una uña encarnada, optaría por cirugía, con cobertura antibiótica para la misma.
    Se despega la uña en la zona lateral, se corta la porción de uña y raíz y usaría fenol al terminar para evitar recidivas.
    Un buen vendaje y con puntos de aproximación es más que suficiente.
    Como recomendación, decirle que se corte las uñas de forma recta, evitando acercarse mucho a la piel. Usar un calzado adecuado para entrenar, los dedos no deben tocar las zapatillas.
    Creo que con reposo leve de un día tiene suficiente, aunque para jugar de nuevo al fútbol tendrá que esperar un poco más, pero no mucho. (De esto ya no estoy tan segura...)

    ResponderEliminar
  3. Aparentemente se trata de un caso de onicocriptosis y como no, toca barrer para casa:
    1.- Derivar al podólogo para que realice un adecuado corte de uñas e intente eliminar la espícula (en el caso de que la haya). Después, pediluvios en agua tibia con jabón de pH ligeramente ácido (Germisdin gel, por ejemplo)y curas diarias con antibiótico tópico de amplio espectro: quizás la mupirocina pueda ser una buena elección. ¿Iniciamos ATB sistémica? Cloxacilina 500 mg V.O. / 6 horas durante 7 días, aunque visto el aspecto del dedo lo más probable es que no se resuelva tan fácilmente.
    2.- Si con esto no tenemos buena evolución del problema plantearíamos matricectomía parcial unilateral. No utilizaría fenol por las dimensiones del mamelón, seguramente me decantaría por un Winograd para conseguir un resultado más estético (tiene sólo 16 años). 48 horas de reposo absoluto, una semana asistiendo a clase pero manteniendo el pie elevado mientras esté sentado, y luego vuelta a la vida normal. ¿Volver a entrenar? Aunque seguramente pueda hacerlo antes, preferimos curarnos en salud y hasta los 3 meses de la cirugía no lo dejamos que practique este tipo de actividad deportiva (fútbol = impacto sobre el 1º dedo, pisotones, ...), y por supuesto a partir de ahora cortarse las uñas bien rectitas.
    Os dejo un video de una de las técnicas que utilizamos nosotros con excelentes resultados: http://youtu.be/fWM4p6L2iHk
    Como siempre, FELICITAR a Rosa por esta magnífica herramienta!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola Rosa... un caso interesante de los que los podólogos como yo vemos con mucha frecuencia en consulta. Suscribo el comentario de franariza pero con algunos matices...

    Completamente de acuerdo en el hecho de que lo mejor es que un podólogo retire la espícula ungueal que es con toda probabilidad la responsable del problema. Retirada esa espícula y con las curas adecuadas el problema debería evolucionar favorablemente pero si es un caso recurrente o la consistencia del tejido de granulación es significativa el tratamiento quirúrgico sería el de elección.

    Lo que no haría en ningún caso es utilizar antibiótico tópico sin haber retirado la espícula ungueal (práctica muy frecuente en atención primaria), ya que el tratamiento tópico tiende a macerar la piel y si el trozo de uña sigue presente con la piel reblandecida es probable que se clave aún más. El mismo razonamiento valdría para el tratamiento sistémico en el sentido de que mientras haya espícula ungueal y hasta que esta no sea retirada no estamos tratando el origen del problema... sino sus consecuencias (inflamación, infección....) Por eso este paciente mejoró durante una semana y después volvió a tener síntomas.

    Respecto al tratamiento quirúrgico... tanto la opción Fenol-Alcohol (con modificación de Ogalla) como la opción Winograd son válidas. La segunda, al llevar sutura, tiene una recuperación más rápida y el paciente podría reincorporarse a su actividad deportiva en aproximadamente un mes. Sin embargo, la técnica de Fenol es según la mayoría de estudios la más efectiva en cuánto a índice de recidivas y es una técnica muy segura. Es cierto que el mamelón que presenta es importante aunque es probable que el mismo se reduzca con la cobertura antibiótica previa a la cirugía. Además, en cualquier caso... la modificación de Ogalla permite la retirada del tejido cauterizado y es muy interesante en un caso como este porque además está demostrado según un estudio realizado en la Universidad de Sevilla que acelera significativamente el proceso de recuperación, acortando los plazos e igualándose en tiempo de recuperación a otras técnicas incisionales como la de Winograd. La técnica de Ogalla es como un mini-Winograd posterior a la cauterización y con ella puede realizarse una vaciado de ese mamelón sin necesidad de realizar sutura como ocurre con la técnica de Winograd.

    Una última consideración es que con la matricectomía unilateral corremos el riesgo, descrito en muchos casos, de lateralización de la uña. Es decir... que con el tiempo el crecimiento de la uña tienda a desviarse hacia el lado no intervenido produciendo cuadros de onicocriptosis en el mismo... razón por la cual muchos podólogos prefieren realizar siempre intervenciones bilaterales para mantener la orientación de la uña.

    Un salu2 a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con las matizaciones de CGS. Felicitaciones por tus aportaciones!!.
      Además asumo mi ligereza a la hora de plantearlo como matricectomía unilateral habiendo pasado por alto factores como desviaciones del dedo, movilidad del 1º radio, pronación de la AMT, etc.
      Respecto a la cuestión de biteralidad para evitar la lateralización de la uña, ... en mi breve y humilde experiencia puedo afirmar que no se nos está produciendo el caso, ni tampoco a los compañeros que utilizamos la misma técnica.
      Saludos

      Eliminar
  5. Hola
    Un caso tipico con los predisponentes de actividad fisica con multiples traumatismos,presion del calzado y que hace sudar el pie, ademas de que debio recortarse la uña de manera inadecuada.
    Yo optaria de inico pr la cirugia con cobertura antibiotica ( amoxi/clav , cloxa)y resección del fragmento de uña y matriz afectos.
    Posteriormente reposo de la actividad y consejos de como recortar la uña recta y dejando los borde libres.

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Pues parece una uña encarnada que ha generado un granuloma en el pliegue ungueal. La causa probablemente sea múltiple: traumatismos repetidos (fútbol), humedad (calzado), mala técnica de recortar de uñas (no rectas).
    El tratamiento podría hacerse con nitrato de plata sobre el tejido de granulación, curas tópicas con yodo y antibioterapia oral, en un intento de no interferir demasiado en su rutina y esperando que al eliminar el granuloma la uña se pueda "rectificar" cortándola correctamente. Si no resultara el "apaño conservador", plantearía la cirugía: anestesia troncular, exéresis de la uña junto al rodete ungueal y matricectomía física (rascando con el bisturí la totalidad de la matriz ungueal, para evitar recidivas, deformidades y lateralizaciones), explicando que precisará reposo y que la nueva uña tardará meses en volver a salir.
    Aunque esto es lo que he visto hacer, no conozco si hay evidencia respecto a la efectividad de los diferentes tratamientos...
    Gracias Rosa una semana más! Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece increíble que lo único que quieran hacer es meter el cuchillo para ganar dinero, éstos medicos...

      Eliminar
  7. Buenos días desde aquí y felicitaciones a Rosa Taberner, por su excelente labor divulgativa y docente desde esta herramienta telemática,

    Hace pocos días he tenido un caso similar en presentación y en cuanto al enclavamiento de la espícula ungueal era una onicocriptosis recurrente de un paciente adolescente con hiperhidrosis y bromhidrosis e hiperlaxitud articular, que acudía cada 2 o 3 meses a retirarse la espícula y siempre venía en un estadío IIa o IIb dependiendo de la tardanza en venir a retirar la espícula , en la última visita le planteé a su madre una cirugía de fenol alcohol con retirada del tejido fenolizado o una modificación de Ogalla para los que lo prefieran, presentaba el mismo aspecto que su paciente, y he de decir que en mi corta experiencia haciendo cirugía ungueal para mí no es electiva la técnica de Winograd cuando el mamelón no es copioso y digo copioso cuando tiene un tamaño excesivo porque he tenido alguna infección y no he tenido los resultados estéticos esperados, por eso abogo más por esta otra técnica y además con una tasa de éxito alta, solo he tenido una infección por esta técnica de 100 uñas intervenidas, debido a lo de realizar la matricectomía parcial bilateral, antes me cercioro de la biomecánica de mi paciente por si antes de hacer ninguna cirugía necesitara una ortesis plantar a medida para corregir problemas biomecánicos, sobre todo pronacion de la AMT, si después de todo y corrigiendo este problema necesitara una cirugía soy el primero en ofrecersela a mi cliente/paciente para resolver de manera definitiva este problema y ya valoro nuevamente después de usar la ortesis un tiempo y habiendo retirado la espícula si es necesario realizar una matricectomía parcial bilateral, ojo no digo que no lo haga , pero también tienen sus complicaciones, un saludo Rosa.

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).