miércoles, 15 de febrero de 2012

Costra láctea: a veces las abuelas tienen razón

La dermatitis seborreica es una dermatosis pápulo-escamosa muy frecuente que no suele comportar problemas diagnósticos, y que se acompaña de un aumento de la producción de sebo, con un amplio espectro clínico. Su incidencia es elevada en neonatos y lactantes debido a que éstos presentan un mayor tamaño y actividad de las glándulas sebáceas.


La dermatitis seborreica presenta dos picos de incidencia, uno en la lactancia (primeros tres meses de vida) y el segundo en la vida adulta (entre la 4º y 7º décadas), y afecta más a varones que a mujeres en todos los grupos de edad. Hoy nos centraremos en la dermatitis seborreica infantil, ya que el pronóstico y el tratamiento difiere de la del adulto.

Pero la dermatitis seborreica infantil también se puede presentar de diferentes formas. Así, la costra láctea (en inglés, “cradle cap”) es la forma más frecuente, y es lo que le sucede a Juan Carlos y a otros muchos lactantes. En otros casos, puede presentarse como una dermatitis eritemato descamativa que afecta la cara, cuero cabelludo y pliegues, o incluso una eritrodermia (eritrodermia descamativa de Leiner).

La costra láctea suele observarse en los primeros tres meses de vida (aunque puede hacerlo hasta los 18 meses), como lesiones escamosas y costrosas de un tono amarillento o grisáceo, untuosas al tacto, adheridas a la piel y al pelo con una extensión variable. El pelo no suele afectarse, pero a veces puede desprenderse, recuperándose posteriormente. Cuando se presentan lesiones similares en niños más mayores o incluso en adultos, hablamos de falsa tiña amiantácea.

El principal diagnóstico diferencial a esta edad debe establecerse con la dermatitis atópica, aunque en ausencia de lesiones en otras localizaciones no plantea dudas. Afortunadamente, la costra láctea es un estado transitorio y se resuelve espontáneamente en el transcurso de semanas o meses, aunque a veces puede durar hasta los dos años de vida. Hay que tener en cuenta que, pese al aspecto de las lesiones, en la mayor parte de los casos éstas no pican ni provocan disconfort al bebé. Y, por supuesto, no se trata de  ninguna enfermedad contagiosa (aunque en su patogenia se hayan podido implicar levaduras del género Pityrosporum o Candida). Por cierto, el tipo de alimentación no tiene nada que ver con la costra láctea.


El tratamiento va a depender de la intensidad de las lesiones, y en cuanto a tratamiento farmacológico no creo que sea correcto decir aquí marcas concretas (cada profesional tiene sus propias preferencias en el terreno de la dermocosmética, donde la evidencia científica seria brilla por su ausencia), pero existen en la farmacia diversos preparados, en champú y en gel especialmente diseñados para tratar este proceso. Muchas veces los tratamientos “tradicionales” consistentes en aplicar un rato antes del baño un aceite sobre las lesiones (de oliva, almendra, etc) con un suave masaje, favorece que luego las costras se desprendan con mayor facilidad y se desenganchen del cabello. Si estos tratamientos no son suficientes, puede estar indicado lavar la cabeza con un gel de ketoconazol al 2%, y sólo en casos puntuales de lesiones muy inflamatorias recomendaremos un corticoide suave como la hidrocortisona 1% (aunque muchos estudios no demuestran mayor efectividad del corticoide respecto al ketoconazol).
No hay que empecinarse en retirar las costras de manera traumática, ya que podemos favorecer la sobreinfección bacteriana.

Con Juan Carlos no tuve demasiada suerte, mis recomendaciones no fueron demasiado eficaces, consiguiendo sólo mejorías muy parciales, aunque las lesiones se resolvieron en el transcurso de los dos meses siguientes. Menos mal que la naturaleza es sabia. Eso no quiere decir que no haya que hacerse preguntas: "The future belongs to the curious" (es el título del vídeo de hoy).

9 comentarios:

  1. Gracias Rosa por el nuevo caso. Una pregunta, las "fórmulas magistrales" merecen la pena o es mejor no complicar la vida a los papás con un peregrinaje por las farmacias en busca del "potingue". Me ha gustado mucho la expresión ... "donde la evidencia científica seria brilla por su ausencia".

    ResponderEliminar
  2. Buen resumen Rosa. Como pregunta Ramon, ¿que pasa con las formulas magistrales? Yo utilizo en ocasiones vaselina salicílica al 2% con resultados desiguales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que uses lo que uses es normal tener resultados desiguales... seguro que no depende tanto del tto como de las características del paciente y de su dermatosis. El resto de pregunta la contesto más abajo

      Eliminar
  3. Controvertido el tema de las fórmulas magistrales, con opiniones para todos los gustos: lo que comento aquí sólo es mi humilde opinión, sabiendo que muchos dermatólogos piensan de manera diametralemente opuesta.
    Creo que hoy en día cada vez tienen menos relevancia, puesto que afortunadamente el mundo de la dermocosmética ha avanzado mucho y cada vez tenemos más y más donde escoger.
    Muchos dermatólogos emplean mucho la formulación magistral como "prestigio" (a veces nos hace sentir un poco alquimistas, más importantes, sabemos hacer cosas que los otros desconocen), y el paciente puede llegar a sentirse muy importante con ese tipo de crema "sólo para él".
    El problema es que para hacer fórmulas magistrales con garantías necesitas un farmacéutico con experiencia, si no los resultados pueden no ser los deseados, de modo que a mi entender ya hay un factor externo que puede condicionar.
    Además muchas veces la lista de ingredientes es tal que encarece mucho el producto (otra cosa a tener en cuenta).
    En resumen, yo (personalmente) no formulo nada que exista de manera comercializada. Sí a veces por temas de alopecias (pocas desde que tenemos minoxidil 5% de varias marcas), o bien cuando receto corticoides tópicos y necesito un tubo de 100 gramos. O vaselina salicílica (aunque recientemente Lab. Viñas tb las tiene al 5, 10 y 20%, aunque no financiadas). Tb uso FM para liquen plano oral y poca cosa más.

    ResponderEliminar
  4. En consulta de enfermería pediátrica (AP), en casos leves, optamos por embadurnar con vaselina dejar un rato y retirar con peine de púa fina. ¿Cómo lo ves?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si se hace con cuidado y con cariño... sólo que igual tb lo pueden hacer los padres (bueno, algunos...). Saludos!

      Eliminar
  5. Hola Rosa,
    Por casualidad ,buscando informacion para ver si una especie de mancha localizada que tiene mi hijo de 11 años en la cabeza, era costra lactea,(pues recordaba, que de bebé , había tenído y me parecia lo mismo) he visto que podria ser ,falsa tiña amiantacea, pero no he encontrado mucha información más en tu blog,(que por cierto me ha encantado) al respecto.
    Ya he visto que no va dirigido a particulares,y sin duda voy a tener que llevarlo al dermatólogo para un diagnostico, pues además después de leerlo he vuelto a revisárselo y he visto que está extendido como por una cuarta parte del cuero cabelludo (todo en una misma mancha con continuidad) con una peliculilla fina , amarillenta y solo en la zona que yo me había fijado en principio, es mas gruesita.
    Su hermano de 8 años , tiene dermatitis atópica desde que nació, fenomenal llevada , tras probar varias cremas de farmacia y si no me he enterado mal veo que esto pudiera ser también dermatitis.

    Al grano , estaría muy bien que hablases de esta falsa tiña,por pura información, pues después de mucho mirar, tu sitio me ha parecido , claro ,conciso, cercano , alegre, currado ,y bonito.
    En fin que he disfrutado con tu encuentro.
    Se te ve una persona enamorada de tu profesión y de lo que haces y sobre todo se ve que disfrutas con ello.¡Olé!
    Y Gracias

    ResponderEliminar
  6. Hola. El ketoconazol al 2% se puede usar en bebes???. En el prospecto pone que no esta probada su seguridad y eficacia en niños, incluso indican usarlo en mayores de 18 años. ¿Se podria usar miconazol para la infeccion fungica en la cara a consecuencia de la dermatitis seborreica o que otro antifungico usas?. Muchas gracias

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).