miércoles, 14 de diciembre de 2011

Dermatitis flagelada por Shiitake

Manuela regresó al cabo de dos semanas completamente curada, pero trajo consigo el arma del crimen, varias setas como las que se había comido tres días antes del inicio del cuadro. En concreto, se trataba de hongos del género Shiitake (Lentinus edodes).

Setas Shiitake (Fuente: Flickr)
Estas mismas setas se utilizaron para realizar pruebas epicutáneas, así como un scratch-test en la paciente (y también en 10 controles sanos), mediante escarificación superficial sin llegar a producir sangrado. Aunque las pruebas epicutáneas fueron negativas, la paciente mostró una reacción positiva en scratch-test a las 48 y 96 horas (los controles no demostraron positividad en ninguna de las pruebas).

Scratch test a las 96 horas con las setas Shiitake

Las setas Shiitake son originarias del este asiático, habituales en China y Japón, y es la segunda especie de setas más consumida en todo el mundo. En Japón, el consumo medio de estas setas es de 2,17 kg por persona al año. Actualmente el shiitake constituye una de las principales fuentes proteicas de la dieta de varios países orientales, y también de vitamina D en dietas veganas.

Pero además esta seta contiene un polisacárido, el lentinan β-D-glucan, que se utiliza en Japón por sus propiedades anticancerígenas (se usa como adyuvante en el cáncer colorrectal y gástrico), antihipertensivas e hipolipemiantes. La lenthionina también inhibe la producción plaquetaria. Por todos estos motivos, se desaconseja su ingesta en grandes cantidades en gestantes y pacientes con trastornos de la coagulación.

La dermatitis flagelada provocada por el consumo de estas deliciosas setas poco cocinadas o crudas (lo que indica la participación de algún componente termolábil) suele aparecer a las 48-72 horas tras su ingesta en personas predispuestas, en forma de lesiones lineales papulosas, petequiales o vesiculosas que se entrecruzan, acompañándose de un intenso prurito.

Manuela, sin lesiones
La primera serie de casos publicada sobre la dermatitis por Shiitake corresponde a Nakamura, en 1977. Desde entonces existen más de 100 casos publicados, la mayoría en China y Japón. El de Manuela es el primer caso publicado en la literatura española, y las compañeras del Hospital Dr. Peset, en Valencia (Dras. Díaz Corpas, Mateu Puchades, Coll Puigserver y Marquina Vila), han tenido la amabilidad de cedérmelo para que os lo pudiera contar en el blog. Aquí podéis acceder al artículo, publicado en la revista Actas Dermosifiliográfica, este mes.

La dermatitis por Shiitake se considera una toxicodermia, con un cuadro clínico muy similar al de la dermatitis flagelada que aparece en algunos pacientes tras la administración de antineoplásicos como la bleomicina (aunque no parece compartir el mismo mecanismo de acción), y parece una reacción de hipersensibilidad retardada, aunque su patogenia sigue considerándose un misterio.

Cosas que he aprendido con este caso:

- Que ingerir algunas setas puede estar contraindicado en embarazadas y pacientes anticoagulados.
- Que la dermatitis flagelada no es exclusiva de la bleomicina.
- Que muchos de los problemas derivados de la ingesta de setas se pueden prevenir con una cocción adecuada.
- Que cada día aprendo algo nuevo, y me encanta.

Como no podía ser de otra manera, el vídeo de hoy es una receta de un ragú de cordero y shiitake (muy hecho). Que aproveche, y hasta el sábado!


Lamb and Shiitake Ragu from Food52 on Vimeo.

10 comentarios:

  1. Muy bueno el caso.El fin de semana estuve fuera y no pude participar como hago habitualmente,aunque tengo que reconocer que esta semana no tenía ni idea.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu blog y los casos que publicas. Se lo recomiendo a todos los residentes de mi centro de salud. Del video lo que más me ha gustado es que el vino ¡¡ es de Rueda( Valladolid)!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestros comentarios, Julio y Pilar. Esto se va animando día a día y yo encantada, claro...

    ResponderEliminar
  4. Espectacular Rose, felicidades! Lo que yo te diga, contigo aprendemos hasta los dermas..saludos! Leo

    ResponderEliminar
  5. Rosa, por favor, ¿me puedes decir como se hace el scratch-test? ¿Es lo mismo que el prick-test? No lo había leído nunca. Y las epicutáneas, ¿como las hicísteis? Muchas gracias por todo lo que me enseñas MAESTRA.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. yo lo que quiero es un buen plato de Escolar con guarnición de shiitake poco hecho!!!
    NADAL2

    ResponderEliminar
  7. Hola, Mª Luisa
    Yo tampoco he hecho nunca un scratch test, pero me imagino que (al no tener la "gotita" de shiitake en plan comercial) es como hacer un prick y en vez de la gota le "restriegas" la seta. Que alguien me corrija si me equivoco.
    Por otra parte, te habrás dado cuenta de que este caso no es mío, lo he pedido prestado del Peset porque me pareció muy interesante, y toda la información la he tomado del artículo que está publicado en Actas este mes y que adjunto en el post. Ahí está el mail de las autoras, siempre podemos preguntar cómo hicieron las epis...
    De nuevo gracias por vuestros comentarios. El sábado, nuevo caso

    ResponderEliminar
  8. Pues sí, interesante el tema. Que yo sepa no me he topado con ningún caso. Yo también aprendo cada día algo, y en parte por este blog, gracias por eso, y por la recetaaaaa!!!

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).