miércoles, 25 de septiembre de 2013

Carcinoma epidermoide de labio: algo más que una úlcera

El carcinoma epidermoide de labio representa alrededor del 90% de todos los tumores malignos de la cavidad oral, con una clara predominancia por el sexo masculino (ratio hombre: mujer de 6:1), siendo más frecuente entre la 6ª y 8ª décadas de la vida.

Respecto a la etiopatogénesis, existe como siempre la influencia de varios factores, siendo los más importantes la exposición solar crónica, el tabaco, la predisposición genética (mutaciones en el gen supresor p53) y la existencia previa de lesiones precancerosas (queilitis actínica, xeroderma pigmentosum o radiodermitis crónica). La clara predilección del carcinoma epidermoide de labio por el labio inferior (80-95%) en comparación con el labio superior (2-12%) apoya la exposición solar como uno de los principales factores etiológicos. Es especialmente frecuente en personas que han trabajado en el campo así como pescadores.

Clínicamente se manifiesta como la aparición de una zona queratósica, dolorosa o no, con tendencia a la ulceración.

El pronóstico es excelente si se consigue diagnosticar precozmente, con una supervivencia a los 5 años del 90%. Sin embargo, se estima que entre un 5 y un 20% de los pacientes desarrollarán metástasis ganglionares a lo largo del seguimiento, lo que naturalmente ensombrece el pronóstico. La supervivencia a los 5 años baja al 25-50% cuando en el momento del diagnóstico se detectan adenopatías metastásicas. Diversos estudios han demostrado una relación directa entre el tamaño tumoral y la existencia de adenopatías, de manera que en pacientes con tumores clasificados como T1 (< 2 cm) la posibilidad de metástasis ganglionares en el momento del diagnóstico es muy baja. Pero además, el análisis multivariante ha demostrado una asociación significativa entre el tamaño tumoral y las recurrencias locales, así como el grosor tumoral (2 mm) y la infiltración perineural con las metástasis ganglionares. Resumiendo, que las posibilidades de recidiva aumentan (así como la probabilidad de metástasis ganglionares) con tumores de > 2 cm, pobremente diferenciados, > 6mm de grosor (raramente un tumor de < 2mm va a dar problemas), con infiltración perineural o con bordes afectos en la extirpación. Otros factores, como la edad, sexo, invasión muscular o neoangiogénesis no parecen ser determinantes en el pronóstico de estos tumores.

El tratamiento de elección es siempre la cirugía (cuando es posible, y sin que exista una clara predilección por ninguna técnica en concreto), con o sin radioterapia adyuvante, reservando la linfadenectomía para aquellos casos con adenopatías metastásicas. Desde el punto de vista meramente quirúrgico, suele optarse por una excisión en V (en tumores de < 2 cm), mientras que en defectos resultantes de > 1/3 del labio se prefieren colgajos miocutáneos de avance o la técnica de Karapandzic. No existe un claro acuerdo en los márgenes de seguridad, pero parece que de 3 a 5 mm es lo más apropiado.

Foto tomada del artículo mencionado al final. Técnica de Karapandzic

Se estima que entre un 8 y un 20% de pacientes con carcinoma epidermoide labial pueden tener micrometástasis ocultas en el momento del diagnóstico, en especial en los estadios T3 y T4, por lo que en los últimos años algunos autores proponen la realización de la técnica del ganglio centinela en pacientes con estadiajes > T2.

¿Y qué pasó con Bernardo? Pues que después de descartar adenopatías regionales y confirmar el diagnóstico de carcinoma epidermoide mediante una biopsia, fue intervenido mediante un colgajo en V con un resultado estético y funcional más que aceptable sin que por el momento se haya presentado ninguna complicación (lamentablemente, no dispongo de foto finish)

Por último, podríamos entrar en la discusión de a quién debemos derivar desde primaria estos pacientes: ¿Al dermatólogo? ¿Al ORL? ¿Al cirujano máxilo-facial? Lo cierto es que cada servicio/ hospital tiene su propia dinámica, los hay más y menos quirúrgicos (me refiero a los dermatólogos), así que depende de cada hospital de referencia. Yo diría que en este caso lo más importante es sospecharlo clínicamente, y derivarlo con carácter preferente. A partir de ahí, el médico que reciba al paciente se encargará de que éste sea intervenido lo antes posible. Los pacientes más complejos suelen discutirse en comités multidisciplinares.

Si os interesa el tema os recomiendo la lectura de este reciente artículo de nuestros compañeros del Hospital de Alcorcón o éste otro que trata sobre aspectos meramente quirúrgicos de reconstrucción de defectos labiales.

Hoy nos vamos de viaje al sudeste asiático. Os dejo con el vídeo.


southwind from zoomion on Vimeo.

4 comentarios:

  1. Sólo una pregunta; estas cirugias "tan grandes" las hacen tb los dermatologos?
    Recuerdo el caso de un CBC, del punte de la nariz resuelto con la tecnica del "elefante" (colgajo frontal medio con pediculo vascular), que creo que realizaron los ORL.

    En este caso se consultó a algun otro especialista quirúrgico?
    Si estó es así, y se me confirma que si que lo hacen los dermas, pues para lo que me queda en el convento neurológico... me pongo against the MIR again!
    Saludos
    Carles Doménech

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carles
      En este caso en concreto (la foto de este post es de un artículo) sí lo hicimos nosotros. Respecto a tu pregunta, pues depende de dónde trabajes y de si te has formado en un hospital más quirúrgico. Hay sitios donde los dermatólogos lo hacen casi todo y en otros, puede suceder lo contrario.
      En el caso de mi hospital estamos en una zona intermedia, diría yo.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Esta vez acerté, me alegro por Bernardo. Espero que todo le vaya bien.

    ResponderEliminar
  3. SOY MIGUEL MIPADRE TIENE 94 AÑOS BUENO TIENE CARSINOMA EPIDEMOIDE LABIO INFERIOR RESULTA QUE QUIEREN PONERLE UN MARCA PASO YA QUE SU CORAZON TIENE LATIDOS LENTOS Y QUIEREN PONERLE PARA HACERLE LA CIRUGIA QUISIERA UNA RECOMENDACION TEMEMOS POR SU EDAD LES AGRADECERIA SU RESPUESTA

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).