miércoles, 19 de julio de 2017

Quemaduras por “slime” casero: Es el bórax

Los adultos tendemos a pensar que los niños de hoy en día andan todo el rato atontados delante de una pantalla, cuando resulta que lo que buscan es jugar como lo hacíamos nosotros a su edad. Y si a nosotros nos encantaba el Blandiblub, pues ellos también quieren toquetear esa cosa viscosa. Y si no tienen, pues lo fabrican. Para eso están a veces las nuevas tecnologías, para jugar como antes. Basta poner en el buscador “slime casero” para que salgan decenas de recetas y vídeos de YouTube.
Los ingredientes de estas recetas son de lo más curioso: cola blanca, espuma de afeitar, colorante alimentario, maicena, líquido de lentillas, detergente, bórax… Sí, bórax, habéis leído bien. Algunas de esas recetas (no todas) contienen esa sustancia, y ahí es cuando pueden surgir problemas. El bórax (Na2B4O7·10H2O) o borato de sodio, se utiliza ampliamente en detergentes, suavizantes, desinfectantes y pesticidas, aunque también se usa en joyería, en la manufactura de vidrios, pinturas, e incluso para adulterar heroína.

Foto: https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3ASlime_02471_Nevit.jpg

Natalia estaba en el patio del colegio con unos amigos y todos los ingredientes necesarios para hacer el slime perfecto. A pleno sol y con bórax (no es difícil de conseguir). Ella fue la encargada de mezclar con sus manitas todos los ingredientes hasta obtener la consistencia adecuada. Pero al poco rato las manos se pusieron muy rojas y le empezaron a picar. Unas horas más tarde, el eritema era muy intenso, y luego aparecieron las ampollas. El resto de la historia, ya lo conocéis.

Natalia había sufrido una quemadura química por el borato de sodio. La inmediatez de la reacción y el hecho de que el bórax es un potente irritante para la piel, hizo el diagnóstico muy sencillo. Y no, no es una alergia, ya que el para que el bórax te cause quemaduras no es necesario estar sensibilizado. Un contacto más o menos prolongado es suficiente para provocar esta reacción en cualquier persona expuesta. Si es un niño, seguramente con más probabilidad.



Las quemaduras químicas constituyen una causa importante de enfermedad ocupacional, pero la verdad es que no deberían ser un motivo de consulta en un niño. En caso de exposición accidental (o por hacer slime en casa) al bórax, se recomienda simplemente lavado con agua y jabón y vigilar la reacción en la piel. En caso de que aparezca eritema y/o ampollas se podría indicar inicialmente una crema con un corticoide potente. Si pese a todo se desarrollan ampollas extensas entonces debería tratarse como una quemadura térmica, con un antibiótico tópico, vigilando los signos de sobreinfección. A veces pueden ser necesarios analgésicos para tratar el dolor. Y una vez pasado el cuadro agudo, podemos indicar cremas epitelizantes o reparadoras pero, sobre todo, fotoprotección estricta para intentar minimizar las discromías que puedan aparecer, en función de la intensidad del cuadro y el fototipo del paciente.

En el caso de Natalia aún es pronto para saber qué pasará, pero las alteraciones de la pigmentación pueden tardar meses en resolverse, veremos si completamente. Toca protegerse del sol, aún más, este verano. Y vosotros, quedáis alertados (aunque se ve que un poco tarde, hace un par de meses ya salieron noticias en prensa sobre este tema).

Y si después de esto os quedan ganas de jugar con slime, os dejo una receta de las que no lleva bórax.


4 comentarios:

  1. Para un buen trozo (400-500 gr) de slime, o blandiblup, hay que diluir unos 3 gr de borax en unos 200ml de agua y de eso añadir menos de 40 a los demas ingredientes. Pero claro, si cogemos el borax con las manos normal que se queme. La noticia no es que el slime sea toxico, sino que un adulto dejó a un niño manipular un producto quimico puro y sin protección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la noticia es (o pretende ser) que el bórax es una sustancia que hay que manejar con cuidado y no dejar que los niños la manipulen solos y sin vigilancia.
      Un saludo!

      Eliminar
  2. Un caso muy interesante. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  3. A nosotros también nos lo han pedido varias veces pero nunca lo hemos dispensado, menos mal después de ver esas tremendas quemaduras!!

    ResponderEliminar

Éste es un blog dirigido a profesionales sanitarios y personas interesadas en la Dermatología. En ningún caso se atenderán consultas particulares (ver apartado de normas del blog).